fds
plataforma

¿Periodismo para cambiar el mundo? ¡Bájate la tanga! (VIDEO)

Andrea Valish conductora Paranoia TV

 

Conductora de programa de televisión es “animada” por sus entrevistados a quitarse la ropa interior frente a las cámaras.

Daniela Santoyo/ @dannigs3_0

(09 de octubre, 2013).- “Va a estar bien bueno. Se fue bien sabrosa y bien cachonda. ¡No nos puedes quedar mal, Andreita; enséñales que vamos con todo!”, gritaba con entusiasmo Óscar, el conductor del programa por internet Paranoia TV, momentos antes de que comenzara la entrevista con La Original Banda El Limón de Salvador Lizárraga.

Andrea Vilash está lista para comenzar, se encuentra dentro del camión del grupo musical en espera de los integrantes; mientras tanto,  su compañero “El Simpatías” anuncia la “exclusiva” desde el “estudio”: “No le ha de haber costado mucho zorrear”.

En 2011, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) señaló que 30.1 por ciento de las empleadas, obreras o jornaleras en México ha sufrido algún tipo de violencia laboral, de las cuales, 23.8 por ciento la ha padecido por discriminación y 12.5 por ciento por acoso moral, físico o sexual.

Dos años después, con motivo del “Día Internacional de la Niña” a celebrarse por primera vez este 11 de octubre, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) apuntó que casi 27 por ciento de las mujeres alguna vez ha sentido –totalmente o en parte– que sus derechos no han sido respetados por su condición de mujer.

“¡Que les cumpla, que les cumpla! Por favor, Andrea”, anima el camarógrafo que acompaña a la reportera y le explica a uno de los integrantes que no entendía a lo que se refería: “Por cada pregunta, ella se iba a desvestir”.

Entre risas, Vilash anuncia “¡Ni siquiera traigo ropa interior!”. El camarógrafo anima a los músicos a comprobarlo: “¿Sí trae ropa interior o no trae?”. Ella se levanta levemente el vestido y su compañero de trabajo la anima a hacerlo de nuevo porque “se lo merecen”. Sonriendo, ella se lo levanta una vez más hacia los hombres que la observan riendo.

La STPS expuso que aunque la violencia laboral puede ser padecida tanto por mujeres como por hombres, las primeras siguen siendo las principales víctimas. Añadió que esto limita su participación económica y reproduce roles femeninos y masculinos que derivan en desigualdad.

El día de hoy, Alan Jiménez Reynoso, responsable del área de Participación Infantil de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), dijo en entrevista para el diario 24 horas que la programación televisiva, incluidos los comerciales, repiten a diario estereotipos y un lenguaje cargado de violencia de género que propician y mantienen el esquema machista de la sociedad.

“¡Ay, pero el goloso no falta!” añadió risueñamente la reportera cuando el camarógrafo le pidió “un poquito más, por favor”. “¡Ya enseñé mucho, ni siquiera venía preparada para esto!” y da la última vuelta mientras los integrantes le agarran los brazos, le levantan el vestido hasta el estómago y comienzan a bajarle la ropa interior. Vilash usa un disco compacto para cubrir sus partes íntimas y se baja el vestido. La “entrevista” termina hasta que, a coro, logran que la reportera se quite la ropa interior.

La STPS ha expuesto que “vivir una vida libre de violencia y de maltrato en los centros de trabajo, hogares, escuelas o en las calles no debe ser una utopía: es un derecho que debemos convertir en una experiencia cotidiana de recreación del ser social”.

Uno de los mayores problemas es que las mujeres aceptan los abusos. El 22 por ciento de las mujeres de 15 años o más está de acuerdo en que una esposa debe obedecer a su pareja en todo, mientras que 18.1 por ciento piensa que es obligación de la mujer tener relaciones sexuales con su pareja aunque no quiera. Asimismo, 26.6 por ciento opina que si hay golpes o maltrato en casa es un asunto que compete sólo a la familia.

De acuerdo a datos del INEGI y de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH), la violencia contra las mujeres es un problema que se fomenta desde la infancia tanto en los niños como en las niñas. Aunque es un problema que se vive en la cotidianeidad, la influencia de los medios también es reconocida desde el ámbito oficial.

En 2010, datos de la Encuesta Nacional sobre la Discriminación en México (ENADIS) indicaron que 11.5 por ciento de las niñas declaró que sus compañeros de escuela les habían pegado alguna vez. Un año después, la ENDIREH publicó que el 34.9 por ciento de las adolescentes entre 15 a 17 años de edad declaró haber sido objeto de al menos un incidente de violencia por parte de su pareja.

Andrea Vilash ya no trabaja para Paranoia TV, un programa que se dice “totalmente irreverente”. Tras la viralización del video en redes sociales, fue reemplazada por otra reportera. En su página de Facebook, algunas personas han preguntado el por qué de su salida; esa cuestión es la única que no recibe respuesta.

Ética y pornografía. Víctimas o putas banner redes

Comenta

wordpress