menú del día
Home / / Maras salvatruchas y Barrio 18 prometen portarse bien
Maras salvatruchas y Barrio 18 prometen portarse bien
Por:  / 21 enero, 2013
salvatrucha
Comparte

Por Estela Garrido

@StelaGarrido3_0

A cambio de mejores condiciones en las cárceles, pandilleros de Barrio 18 (B18) y de la Mara Salvatrucha (MS) se comprometieron a dejar de delinquir en cuatro municipios de El Salvador: Sosonate, Quezaltepeque, Ilopago y Santa Tecla.

El pacto inició en 2012 entre Carlos Mojica ‘ El viejo Lin’ de B18 y José Tiberio Valladares de la MS. Mediado por el obispo catracho Fabio Colindres y el ex guerrillero Raúl Mijango, el compromiso entre las bandas más violentas y con mayor índice delictivo en el mundo establece un cese a los enfrentamientos.

Según las autoridades de El Salvador, dicha alianza ha logrado disminuir los homicidios en un 54,4% desde marzo del 2012 cuando comenzó el pacto, que busca mejorar las condiciones presidiarias como: instalación de letrinas y botes de basura, agua potable suficiente o atención médica.

“Han llenado las cárceles de compañeros jóvenes, pero nada ha funcionado. Ahora entendimos que las condiciones estaban maduras para que las autoridades del país entendieran que si hemos sido parte del problema, también podemos ser parte de la solución”, comentó convencido El Viejo Lin, líder de la B18.

Por su parte, una de las cabecillas de la MS, Jose Tiberio, afirmó el compromiso de los maras con el pacto y con el abandono total de cualquier actividad delictiva. Así como, insistió en que su ‘crew’ trabaja en el desarmamento de la pandillas que controla.

“Reiteramos nuestra firme voluntad de involucrar nuestras estructuras en los procesos que se llevarán adelante en cada uno de esos municipios, asumiendo que en ellos daremos inicio a un proceso que tendrá como finalidad el abandono pleno de toda actividad delictiva”, afirmó José Tiberio Valladares.

Inclusive, los líderes de ambas pandillas aseguraron que dicho pacto fue ratificado por el parlamento catracho, y el desarmamento, así como la mejora carcelaria, son parte de la segunda fase del trato. Lo siguiente será entregar las armas a la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
“Es no sólo inhumano, sino un absurdo económico seguir exigiendo más sacrificios a la clase trabajadora, porque su poder adquisitivo es casi nulo en este momento”
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.